ERICA OTERO BRITO

El Carmen de Bolívar renace

Arroyo Palenquillo.
¿Quién dijo que el dolor es para siempre? El sufrimiento y el poder pueden cegar a las personas y hacerlas creer que su suerte es incambiable, pero sin importar lo que pase el tiempo es lo único en la vida que no se detiene jamás. Cada día el sol brilla con intensidad sin importar la oscuridad de la noche anterior. Anónimo.
 
La Cansona, El Carmen de Bolívar, 17 de junio de 2016.
 

Santa Catalina: dos destinos, una combinación perfecta

Directamente de París, por orden de Carlos Martínez, administrador de la salina, llegó un piano para celebrar las bodas de los enamorados.

En la comunidad no eran bien vistos los concubinatos. ¡Válgame Dios! Ni más faltaba que en un pueblo tan próspero que presumía tener el hospital más importante de los alrededores se consintiera la unión libre. El matrimonio era indispensable para que los cónyugues gozarán de todas las prestaciones que la compañía ofrecía a sus empleados.